El extremo engaño de un español que decía ser obispo luterano, médico psiquiatra y exorcista

posted in: PERSONAJES

Carlos Bordonado

Se ha ofertado también como maestro de artes marciales (Tai Chi, Chi Kung y Kung fu, incluyendo un horario específico para niños), con el nombre de Carlos Shifu en las redes sociales. Y así publicitaba su Escuela Tradicional de Artes Marciales de Hondón de las Nieves, explicando que “el Camino del Guerrero no consiste simplemente en el aprendizaje de técnicas de combate o técnicas psicofísicas, es un camino de autoconocimiento y crecimiento personal”.

 

 

El pasado 3 de septiembre de 2017 el diario valenciano Levante publicó un artículo titulado “Obispo luterano de día, ‘ninja’ de noche”. En él se presenta a un curioso personaje, Carlos Bordonado López, que tiene 35 años y asegura ser obispo luterano, exorcista, profesor de artes marciales y médico psiquiatra.

 

En el artículo, firmado por Borja Campoy —también replicado en Información—, leemos que Bordonado relata haber sido educado en el budismo en su infancia y juventud. Asegura que más tarde estudió Teología en Barcelona y fue consagrado como obispo en la Iglesia luterana. De forma que en la localidad de Hondón de las Nieves su residencia sirve como “consulta de psiquiatría, escuela de artes marciales y despacho parroquial”. Y no sólo eso: a pesar de su juventud, dice haber participado en más de 3.000 exorcismos.

 

Ni obispo ni médico

 

Miembros de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) contactaron a diversos organismos citados mencionados en el artículo, para recabar información sobre Carlos Bordonado y comprobar si es veraz lo que asegura. Esto es lo que descubrieron:

 

En Información leemos que “el ilicitano es el máximo representante en España y Portugal de los protestantes luteranos”. Sin embargo, consultada la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), el órgano que aglutina a los protestantes españoles y sirve, sobre todo, para su interlocución ante el Estado, ha contestado a la RIES que “el tal ‘obispo luterano’ no consta en el registro de Ministros de Culto de FEREDE, ni tampoco la supuesta ‘Iglesia’ es miembro de esta entidad”.

 

Contactado por la RIES el obispo de la Iglesia Española Reformada Episcopal, Carlos López, desmiente toda relación con Carlos Bordonado, señalando que “no tiene nada que ver con la Comunión Anglicana ni con la Iglesia Luterana”, y que la actitud de personas como él “hacen mucho daño a la fe cristiana”.

 

Asimismo, el pastor David Warner, de la Iglesia Evangélica Luterana Española, confirmó a la RIES que —respecto de Bordonado— “no tenemos ninguna conexión o colaboración con él o su iglesia”.

 

Algo más grave es el posible intrusismo profesional de Bordonado quien se presenta como médico psiquiatra. Si se introduce su nombre en la base de datos de la Organización Médica Colegial, disponible para la consulta pública, no aparece. Y consultado el Colegio Oficial de Médicos de Alicante, confirman que “no figura inscrito”.

 

Católico, anglicano, luterano, franciscano y benedictino

 

La autoidentificación de Carlos Bordonado como clérigo cristiano ha sido una constante a lo largo de los últimos años, aunque siempre ofreciendo datos confusos, algo que queda claro tras un seguimiento en el tiempo. Lo mismo sucede con sus estudios, pues afirmó haber obtenido tanto la licenciatura como el doctorado en Teología.

 

A veces se presentaba como “obispo anglicano católico”. En otras ocasiones como “obispo luterano” y en algunas redes sociales figuraba con el nombre de Karol Benedict. Dice estar casado pero ser sacerdote y obispo. Ha llegado a afirmar que Benedicto XVI lo nombró “obispo para los anglicanos católicos de España y Portugal”. Sus últimos escritos de Internet incluyen una supuesta incardinación en la Iglesia de Inglaterra.

 

También ha asegurado ser exorcista, que se formó con el P. Gabriel Amorth en Roma y que ahora se dedica a formar exorcistas para el ministerio de la liberación, ya que está “dedicado especialmente al combate espiritual”. Según algunas fuentes, también ha afirmado hace un año que acudía a Valencia para hacer oraciones de liberación en una parroquia católica y a formar gente en este ministerio.

 

La confusión aumenta al encontrar en Internet mensajes y publicaciones en los que Bordonado se presenta, según la ocasión lo exija, como sacerdote franciscano, fundador de una Fraternidad Sacerdotal Benedictina, seguidor de Charles de Foucauld

 

Hay otros elementos confusos en sus relatos autobiográficos y que utiliza para autolegitimarse como católico: que habría dormido en alguna ocasión en el Palacio Vaticano por su amistad con Juan Pablo II, que el cardenal Ricard María Carles le habría recomendado en su día hacerse anglicano para poder ordenarse estando casado y pasar después a la Iglesia Católica, etc.

 

Del budismo a las pseudoterapias

 

Junto a todo lo anterior, un sacerdote católico pudo comprobar que tenía una imagen de Buda en su capilla particular (en su casa) y que hacía comentarios sobre el espiritismo y los médiums. Y no sólo eso: afirmaba que en su niñez lo identificaron como una reencarnación de un lama budista tibetano y que, por ello, vivió varios años en el Tíbet. En algunos lugares ha llegado a asegurar que fue monje budista durante 15 años.

 

En alguna página de Internet explicaba en 2009 su propósito de convertirse al judaísmo después de haber sido maestro budista y clérigo cristiano. En otros lugares afirmaba también: “me especialicé en el estudio, investigación de las sectas que tanto daño hacen, colaborando con la policía por un lado y por otro ayudando a las víctimas reconduciéndolas hacia su restablecimiento de salud”.

 

Se ha ofertado también como maestro de artes marciales (Tai Chi, Chi Kung y Kung fu, incluyendo un horario específico para niños), con el nombre de Carlos Shifu en las redes sociales. Y así publicitaba su Escuela Tradicional de Artes Marciales de Hondón de las Nieves, explicando que “el Camino del Guerrero no consiste simplemente en el aprendizaje de técnicas de combate o técnicas psicofísicas, es un camino de autoconocimiento y crecimiento personal”.

 

Por otra parte, en su Centro de Terapias Naturales no sólo ha ofrecido acupuntura, sino reiki (sanación a través de la canalización de la energía universal por la imposición de manos), meditación de Kriya Yoga que “sigue el linaje de Paramahansa Yogananda” y hasta “Baby Pilates” o “Taichi para embarazadas y puérperas”.

 

Entre los diversos nombres que le ha dado a su centro, tal como aparece en Facebook, es “Centro de Terapia Manual y Acupuntura – Sangye Menla” o “Alba Soler – Fisioterapia y Acupuntura”. A todo lo dicho antes, se suman en la carta de servicios la fisioterapia (ya que la mujer de Bordonado es profesional de esta disciplina, según explica él mismo en Internet), el pilates, la Metafísica (entendida como enseñanza esotérica) y la Medicina Tradicional China. También la llamada “psicología y psiquiatría oriental”.

 

En la información sobre el retiro de bienestar “Vacaciones mágicas”, dirigido por Carlos Bordonado el mes de agosto de 2017 en una masía valenciana, se puede leer que incluyó, además de los ya citados meditación, reiki y tai chi… chamanismo.

 

 

Autor: Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas

Fuente: RIES