Una exégesis a los ‘Nuevos Movimientos Religiosos’

Publicado en: CULTURA

El académico español Manuel Guerra Gómez miembro de la Real Academia de Doctores de España, experto en sectas, masonería y destacado investigador de la historia de las religiones, expone en este texto el perfil histórico y un juicio crítico sobre una diversidad de creencias y entidades que suelen ser identificadas como “Nuevos Movimientos Religiosos”.

 

 

 

Los contenidos corresponden a la Conferencia “La Palabra de Dios y los Nuevos Movimientos Religiosos” que Guerra expuso en Congreso de la Catholic Biblical Federation. Dice Manuel Guerra:

 

 

Considero oportuno abrir esta exposición con dos observaciones:

 

a) “Palabra de Dios” designa aquí la Revelación cristiana en cuanto escrita DV 9-10, o sea, la Sagrada Escritura, la Biblia, con su doble vertiente: el Antiguo y el Nuevo Testamento (1).

 

b) Uso “Nuevos Movimientos Religiosos” (NMR), oficial en este Congreso, aunque es inadecuado. Pues esta denominación se basa en algo extrínseco y relativo que el tiempo se encargará de “envejecer” con riesgo de quedar inutilizable. ¿Pueden llamarse “nuevos” los NMR nacidos a mediados del siglo XIX: el jehovismo o Testigos de Jehová, el mormonismo, etc? Además, varios (2) de los llamados NMR renuncian al calificativo “religioso” y a cualquier relación explícita, aunque solo sea nominal, con “religión”.

 

1. Los NMR de origen no cristiano y la biblia

 

De los casi 2000 NMR descritos en mi Diccionario… (3) solo tres reúnen las condiciones requeridas para que alguien o algo pueda llamarse cristiano según acordó el Consejo Ecuménico de las Iglesias en Nueva Delhi (nov. 1961) (4). A saber, creer en Dios Uno y Trino (Trinidad), en la divinidad de Jesús de Nazaret y aceptar el bautismo como rito de incorporación a Cristo. Pero el origen de varios es cristiano; la mayoría de impronta protestante (5), fruto de su “libre examen”. Ciertamente estos no son la mayoría de los 20.000 NMR informatizados por J. Gordon Melton y su Institute for the Study of American Religions (Universidad de California) en la década de los ’80.

 

Los NMR de origen no cristiano generalmente prescinden de la Biblia. No obstante, los de origen islámico (ahmadismo, etc.), y algunos de origen hindú (Asociación para la Conciencia de Krishna, etc.) admiten que la Verdad se halla también en la Biblia, aunque más incompleta que en el Corán y los Vedas respectivamente. Recuérdese que en el Corán (4,135) se manda: “Creed en Alah, en su profeta, en el Libro que él envió y en las Escrituras reveladas antes de su (Mahoma) venida…”, entre estas: el Pentateuco, los Salmos y los Evangelios que, junto con el Corán eterno celestial, forman la Madre del Libro, escrito en el estrado de Alah. El Corán es como el sello y el broche. Su doctrina es la verdadera y definitiva; prevalece en caso de discrepancia (6).

 

2. Los NMR de origen e impronta cristianos y la biblia

 

A estos NMR puede aplicarse “el criterio bíblico” señalado por el Secretariado para la Unidad de los Cristianos y el de otros tres Consejos Pontificios (para los No-Cristianos, para los No-Creyentes y para la Cultura) (7): “El criterio para distinguir entre sectas de origen cristiano, por una parte, e Iglesia y comunidades eclesiales, por otra, se debe fundar en las ‘fuentes’ de enseñanza de estos grupos. Por ejemplo, las sectas podrían ser aquellos grupos que, además de la Biblia, tienen otros libros ‘revelados’ o ‘mensajes proféticos’ que excluyen de la Biblia algunos libros deuterocanónicos o cambian radicalmente su contenido”.

 

He aquí diversos rasgos comunes a todos ellos con algunos diferenciales.

 

2.1. La Revelación divina no cerrada con la muerte del último Apóstol

Según la fe cristiana la Revelación divina quedó cerrada con la muerte del último Apóstol, según los conocimientos actuales san Juan Evangelista. Está contenida en la Sagrada Escritura (solo en ella según el protestantismo) y también en la Sagrada Tradición, interpretadas al trasluz del Magisterio de la Iglesia (catolicismo) (Dei Verbum, nºs. 7-10). El cristiano deja de serlo si no acepta este depósito de la fe. Después ha podido haber “revelaciones privadas”, que pueden no ser creídas sin que, por ello, uno sea apóstata, cismático o fuera de la Iglesia católica.

 

Los NMR de origen católico suelen aceptar el depósito de la fe e interpretarlo literalmente e incluso “pecar” por exceso, por ejemplo: la Iglesia cristiana palmariana (8). En cambio, los NMR de origen protestante, en general, creen que la Revelación divina oficial sigue abierta al menos hasta su fundador, con frecuencia indefinidamente, o sea, hasta el momento presente. De ahí que el Presidente (jehovismo), el Profeta (mormonismo), etc., pueden introducir los cambios que consideren oportunos. Se cae así en un cierto relativismo doctrinal y ético en la medida en que pueden cambiarse puntos principales de la doctrina y de la disciplina, como ha ocurrido en el jehovismo (9), en el mormonismo (10). Los cambios doctrinales y disciplinares son tantos y algunos tan importantes que varios testigos de Jehová, por ejemplo: Antonio Carrera (en el año 1973), han abandonado el jehovismo al comprobar las contradicciones existentes entre las publicaciones jehovistas anteriores y posteriores al año 1950 (11).

 

2.2. Además de la bíblica, otra “revelación”, la del fundador del NMR

Declaren o no abierta la Revelación divina, al menos hasta su fundador, dicen aceptar la Revelación divina cristiana o bíblica. Más aún, creen poseer su interpretación verdadera, que habría sido falseada por “las iglesias”. Piénsese, por ejemplo, en la traducción de la Biblia, vigente entre los Testigos de Jehová, así como en su lectura e interpretación, también en La Familia, antes Niños de Dios (12). Los NMR, además de la bíblica, admiten una nueva “revelación” catalogada como divina y de la misma categoría o autoridad que la de la Sagrada Escritura cristiana e incluso superior, pues -en caso de colisión o de simple discrepancia- prevalece la última, la del NMR.

 

2.2.1. Mediante la “iluminación” en trance o en estado de conciencia alterada

La New Age, “Nueva Era”, la nueva “revelación”, como suele ser llamada por los interesados, o mejor “iluminación” es recibida por medio de algunos de los fenómenos parapsicológicos del canalismo (locuciones o voces interiores, paragrafía o escritura automática, parafonías sobre todo en su modalidad de psicofonías, visiones) (13). Pero de los textos “evangélicos”, recibidos o escritos así, se habla en otro epígrafe (Cf. 3.5).

 

El libro básico de Mary Ann Baker Eddy y del NMR “Ciencia cristiana”, fundada por ella en 1879, es “la palabra inspirada de la Biblia”, pero interpretada alegóricamente, en clave espiritualista, al trasluz de su obra Ciencia y salud con (como) Clave de las Escrituras (14). De hecho, esta obra tiene una autoridad superior a la de la Biblia, pues solo por medio de ella “puede llegarse al sentido pleno de la Biblia”. La crítica la rechaza como “equivocada, llena de contradicciones, no científica ni cristiana”. La fundadora se creía inspirada por Dios. Ordenó que, tras su muerte, no se alterara nada y que, en las traducciones, figurara siempre, en columna paralela, el texto inspirado, o sea, el original inglés.

 

Moroní, hijo de Mormón y último historiador nefita (ahora convertido en ángel), habría revelado en el año 1823 a Joseph (Joe) Smith (1805-1844) en estado de trance, fundador del mormonismo, el lugar dónde se encontraban las planchas de El Libro de Mormón. Otro Testamento de Jesucristo, que afirman fueron escondidas por Moroni en el 421 d. C. a pesar de que contienen centenares de citas bíblicas, tomadas de la Biblia del Rey Jaime, editada en el s. XVII. “El Libro de Mormón es un volumen de escritura sagrada semejante a la Biblia …, contiene la plenitud del evangelio eterno” (15). Figuran no pocas frases bíblicas en varios de sus libros. Sobre todo el 3Nefi 3 ss. (pp. 492-561 del Libro del Mormón) puede ser catalogado casi como una concordancia abreviada de los cuatro Evangelios canónicos. La “concordancia entre los evangelios”, que figura en las pp. 69-74 de la “serie de temas por orden alfabético” (las 213 páginas finales del libro citado) permite ver la citas de los acontecimientos y enseñanzas de Jesucristo en “los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas, Juan y la Revelación de los últimos días (o Libro del Mormón con citas también Doctrina y Convenios)” (16). Véanse también los descritos en 3.5.

 

2.2.2. Por medio de la traducción de la Biblia al trasluz de las enseñanzas de NMR

Los NMR de origen cristiano generalmente usan una de las traducciones de la Biblia ya existentes si bien la comentan e interpretan en sintonía con sus creencias. He aquí algunos casos paradigmáticos.

 

Los NMR de impronta católica suelen usar una traducción de la Biblia hecha por católicos (17) o afín a ella en el supuesto de que haya sido realizada por miembros del mismo NMR. Así acaece en la especie de concordancia de los Evangelios de la Iglesia cristiana palmariana (18).

 

Los NMR de impronta protestante recurren a traducciones protestantes, por ejemplo: la Ciencia cristiana, en los cultos dominicales de los países hispanohablantes, toman de la traducción protestante de Reina Valera, en su revisión de 1968, una selección de textos bíblicos, acompañados de los pasajes correlativos de Ciencia y salud de Eddy, su fundadora (19). Los emplean también para el estudio y la oración personal.

 

Algunos NMR han hecho su propia traducción. La más conocida, sin duda, es la de los Testigos de Jehová: Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras al inglés (1961, al español en 1967). Prescindo ahora del influjo de la versión del NT. de Johannes Gréber (publicada en 1937) en la jehovista. Gréber es un ex-sacerdote católico, casado con una médium espiritista. Además, los Testigos de Jehová enseñan las mismas doctrinas básicas que las de su libro Guía del mundo de los Espíritus (año 1932) (20). La versión jehovista interpreta los textos bíblicos al trasluz de sus creencias y normas de comportamiento, una tentación que acecha a todos los traductores. Por eso, a modo de ejemplo, como niegan la divinidad de Jesucristo, traducen así el comienzo del Evangelio según san Juan: “En (el) principio la Palabra era, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era un dios. Este estaba en (el) principio con Dios” (21).

 

El Libro del Mormón contiene numerosas citas bíblicas, tomadas de la Biblia del Rey Jaime, publicada en el año 1611 (1190 años después que fueran escondidas las planchas del LM). El art. 8 de la fe mormona (22) dice: “Creemos que la Biblia es la palabra de Dios en la medida en que esté traducida correctamente”, fórmula que permite introducir los cambios que se deseen. De hecho, el fundador añadió 128 versículos nuevos y modificó 1.475. Por consiguiente, el Libro de Mormón altera el texto bíblico en su materialidad. De esta manera lo inserta en el entramado de las creencias mormonas y concede a estas la máxima autoridad, un respaldo bíblico. Además, consigue el mismo efecto cuando incorpora frases y relatos evangélicos al argumento y creencias del Libro del Mormón.

 

El “Evangelio según el espiritismo” fue publicado en 1864 por el masón Allan Kardec, iniciador y protagonista de la rama principal del espiritismo, la francesa, extendida sobre todo por los países meridionales de Europa y por América (excluidos EE.UU. y Canadá). Su subtítulo Explicación de las máximas morales de Cristo, su concordancia con el Espiritismo y su aplicación a las diversas posiciones de la vida, refleja su contenido (23). Es una antología de textos evangélicos con un comentario, presentado generalmente como “instrucciones de los espíritus”. Están marcadas por su orientación práctica e índole moral. De ahí que comenten casi todo el Sermón de la Montaña (Mt 5-7). Reinterpreta el mensaje de los Evangelios a través de la “nueva ciencia y nueva religión: el espiritismo”, que es “la 3ª Revelación” y definitiva “tras la de Moisés (1ª) y la de Jesús (2ª)” (o. c. cap. 1, pp. 33 ss.). A veces, la reinterpretación resulta descarada y sin fundamento alguno, por ejemplo, cuando afirma: “(los judíos) designaban con la palabra resurrección lo que el Espiritismo llama más juiciosamente reencarnación” (o. c. p. 59) y descubre la reencarnación de las almas en varios pasajes evangélicos (24).

 

Cuando se hace la relectura de un texto en clave totalmente inapropiada, sobre todo si se aplica de manera absoluta, el texto queda desfigurado e irreconocible, aunque los relatos se mantengan inalterados en cuanto a sus palabras o a los significantes de estas, pues su significado se ha traspuesto a un plano diferente, el mágico o pseudo-religioso. El Evangelio mágico (25) no es una traducción ni literal ni comentada de los Evangelios, sino un cúmulo de “argumentos” desde los textos evangélicos y desde su contexto socio-cultural en los primeros siglos cristianos para demostrar que Jesucristo era un “mago” pagano, infiltrado en el hebraísmo para enseñar la rebelión contra la Torah o Ley judía (26). Es una interpretación mágica de los Evangelios y de sus hechos y doctrinas: la Eucaristía, la Transfiguración, la oración del Padrenuestro, etc. Una vez puestas las lentes mágicas, lógicamente todo lo ve de color mágico. Jesucristo mismo habría ido a Egipto para iniciarse en las artes mágicas, en la sugestión hipnótica, que luego habría usado para curar a los enfermos, etc.

 

Los Niños de Dios saborean la Biblia, “vino viejo”, a través del “vino nuevo” de las Cartas de su fundador (1969), David B. Berg, el cual la usa de una manera y con una intención descaradamente pornográfica y blasfema. Desaconsejó su lectura a sus adeptos en 1973. La prohibió en 1976. Pero, tras su muerte (1994), sus seguidores han retornado a la lectura de la Biblia y a su interpretación más recta desde la entrada en vigor de un Estatuto administrativo (1.4.1995).

 

2.2.3. Exposición de sentido cristiano deformado, respaldada por citas bíblica, pero no traducción completa ni parcial de la Biblia.

De ordinario las publicaciones de los NMR, principalmente los de origen protestante, no hacen una traducción completa o parcial de la Sagrada Escritura. En cambio, exponen sus creencias y normas en un relato y en una serie de argumentos, cuya base y respaldo es evidentemente bíblico. Además, suelen entreverar la cita de versículos en apoyo de sus afirmaciones.

Un ejemplo: El Principio Divino, libro sagrado básico de la Iglesia de la Unificación o secta Moon, escrito por su fundador, estructura la doctrina de este NMR en torno a los principales libros y textos bíblicos, que quedan subordinados a lo mooní. Con palabras de El Principio Divino “Las palabras de la Biblia son un modo de expresar la verdad, no la verdad misma… Hoy la verdad debe aparecer en un nivel más elevado y con un método científico para que el hombre moderno pueda comprenderla. Así aparece en El Principio Divino. Por eso deben aceptarlo todos, también los cristianos”.

 

Según los textos rosacruces, incluso en los folletos de propaganda, “Uno de los medios para incorporarse a nuestra Orden es el estudio de las Sagradas Escrituras, que son el resumen de nuestras leyes. La Biblia es el libro regulador de la vida y el fin verdadero de todo estudio y el compendio del mundo universal”. Pero entienden las frases y hasta los personajes bíblicos en clave “espiritual” o simbólica y sumergidos en la corriente subterránea del esoterismo y en su interpretación esotérica (27). Interpretan la Biblia al trasluz de la cábala, así como sobre todo de los libros específicamente rosacruces y los de los fundadores de sus numerosas ramificaciones y escisiones. La Profesión de Fe rosacruciana tiene fórmulas inspiradas en la Biblia, incluso frases tomadas literalmente. Pero su interpretación cae en la especulación y en la pura fantasía de suerte que, al final de su proceso alegorizador, nada o casi nada tiene que ver con la doctrina bíblica (28). En la respuesta a la pregunta 24 de una especie de catecismo de AMORC se manifiesta su respeto por la Biblia, también por los libros sagrados de otras religiones, en concreto del Islam (Corán) y el hinduismo (Upanidades, Bhagavadgita = “La canción del Señor”). Se dice expresamente que “algunos son objeto de estudio personal” (29).

 

2.2.4. El influjo protestante en la traducción de la Biblia de los NMR

Los NMR de origen cristiano, en su gran mayoría son de impronta protestante. No extraña que esta huella se note de modo especial en la traducción de la Biblia.

  1. En la traducción de pasajes concretos. A este respecto puede servir de ejemplo la traducción de las palabras de la consagración en la institución de la Eucaristía (30). El Santo Evangelio de N. S. Jesucristo (p. 155) de la Iglesia cristiana palmariana de origen católico traduce: “Este es mi Cuerpo … Este es el Cáliz de mi Sangre…” (31). El protestantismo, en general, substituye la transubstanciación por la mera transignificación, o sea, conceden a la Eucaristía un valor simbólico transcendente en cuanto el creyente recibe en ella la fuerza significada para su vida espiritual solo por la fe y la misericordia divina, no por Cristo realmente presente. Los NMR recogen esta creencia cuando traducen: “Esto significa mi Cuerpo” (32). Traducción tan normal y corriente entre los protestantes que figura en algo tan aparentemente inocuo y aséptico como un diccionario, el por otros motivos muy meritorio de Walter Bauer (33). No obstante, el verbo griego correspondiente a “es” significa siempre “identidad de realidad”, a no ser en las metáforas, etc., en las cuales se queda en “identidad simbólica o de significado”. Incluso en estos casos se traduce por “ser” (34), no por “significar” en los textos tanto bíblicos como extrabíblicos. Además, en hebreo, como en ruso, etc., no existe el verbo copulativo. Jesucristo seguramente dijo “He aquí mi Cuerpo…”, literalismo reflejado en otros pasajes (Lc 1,37; Jn 1, 29, etc.) (35).
  2. Exclusión de los libros deuterocanónicos. Los NMR de origen protestante, como en general los protestantes, siguen el Canon Bíblico Palestino, establecido por los judíos de Palestina en el año 97 d. C., no el Canon Bíblico Alejandrino, o sea, la versión al griego dicha de “los LXX”, hecha entre los años 300 y 130 a.C. Por eso la versión de los jehovistas, etc., carece de los siete libros llamados “deuterocanónicos” (36). Herbert Armstrong, fundador de la Iglesia del Dios Universal en 1933, considera la Biblia (sin los libros deuterocanónicos) como su libro sagrado. Pero afirmaba que él había recibido en 1934 el Evangelio auténtico por revelación divina. Lo proclamó como verdadero en 1953 por vez primera. Debe ser aceptado como único Evangelio auténtico y verdadero por sus adeptos.

 

2.2.5. La masonería y la Biblia

En la Constitución masónica, la de Anderson (año 1723) no se dice nada. Pero, “todas las Obediencias autodenominadas `regulares´ (masonería inglesa, Grandes Logias) tenemos la obligación de colocar debajo de la Escuadra y el Compás en nuestro Altar el Libro de la Ley, como un símbolo de la Ley Moral y de la Fraternidad. En un principio, en las logias inglesas, la Biblia se colocaba cerrada y posteriormente se empezó a abrir en distintas páginas, según el criterio de cada uno que encontraba en determinados versículos alusiones a cada grado”.

 

“Después, con la extensión de la Masonería, los Cristianos usaron el Antiguo y el Nuevo Testamento, los Judíos el Antiguo Testamento, los Mahometanos (sic) el Corán, los Indues (sic) los Vedas, los Parsis el Zend-Avesta. Las Logias que no aceptaban nuestro criterio sobre el libro de la Ley y que son conocidas como `irregulares´ (masonería francesa, Grandes Orientes): utilizaron un libro en blanco o el libro de las Constituciones (masónicas), o el Ritual del Grado o el texto de la Constitución de su País o simplemente nada… La Biblia en nuestros Altares carece de toda significación religiosa y dogmática, ya que de ser así iría contra nuestros Principios de Tolerancia y Respeto hacia todas las religiones conocidas, siendo únicamente un Landmarks o tradición normativa entre los hombres” (37).

 

Las logias de la masonería regular, que siguen el Rito Escocés Rectificado (no el Escocés Antiguo y aceptado, el de los 33 grados) y el de York, además de poner la Biblia, sobre el altar, hacen lecturas bíblicas, al menos en uno de sus grados. Los Ritos Escocés Rectificado y de York solo pueden ser realizados por masones cristianos, no judíos, hindúes, etc. Los miembros de la Masonería Rectificada Cristiana aprenden de memoria textos bíblicos. La interpretación de los pasajes bíblicos leídos o simplemente comentados evidentemente no es la dogmática cristiana, mucho menos la católica, sino racionalista. Puede servir de orientación la interpretación alegórica, sincrética, solar, sin objetividad ni rigor científico, que de la Misa católica y de las Letanías de la Virgen María hace el masón J.M. Ragon (38). Los distintos capítulos de esta obra están dirigidos explícitamente a los masones y han sido leídos en la logia o al menos echados en el llamado “Tronco de proposiciones” o buzón donde se recogen los artículos que, una vez corregidos incluso desde el punto de vista ortográfico y redaccional, son leídos allí y, a veces, publicados en los periódicos y revistas.

 

3. ¿Dos Revelaciones y dos Iglesias cristianas, la exotérrica/ jerárquica y la esotérica?

 

“Esotérico” es un término transcrito del griego. Su significado: “lo interior, reservado, oculto” es antónimo o contrario a “exotérico = “lo exterior, público”. Históricamente lo esotérico-ocultista se ha opuesto frontalmente al cristianismo. En las enseñanzas de Jesucristo y en Jesucristo mismo nada hay oculto. Predicó el Sermón de la Montaña, resumen y esencia de su doctrina a sus discípulos y a “la multitud”, a todos (Mt 5,1). Incluso manda a sus discípulos: “Lo que os digo en la oscuridad (a vosotros a solas) decidlo a la luz (en público), lo que oís al oído (en secreto) proclamadlo desde las terrazas” (Mt 10, 26). Desea y manda que su mensaje llegue a toda la tierra y a todos los tiempos (Mc 16,215).

 

3.1. La Revelación divina y la Iglesia cristiana

La Iglesia, fundada por Jesucristo, conecta con él mediante la sucesión apostólica y episcopal. El colegio apostólico con san Pedro al frente se prolonga a lo largo de los siglos en el colegio episcopal con el Papa, sucesor de san Pedro en su cátedra y obispado de Roma. La Revelación divina fue encomendada por Jesucristo a los Apóstoles y a sus sucesores en la Iglesia. Por ellos ha sido difundida en su doble cauce, el de la Sagrada Escritura (el Antiguo Testamento y el Nuevo o específicamente cristiano: Evangelios, Cartas y Apocalipsis canónicos) y el de la Sagrada Tradición. “La Sagrada Tradición y la Sagrada Escritura constituyen un solo depósito sagrado de la palabra de Dios, confiado a la Iglesia”. Ambas “surgen de la misma fuente, se funden en cierto modo, tienen al mismo fin … y transmiten íntegramente la palabra de Dios” (Vaticano II, Dei Verbum, 9-10).

 

3.2. Las “revelaciones” apócrifas de la Antigüedad (gnosticismo) y las de nuestro tiempo (New Age/Nueva Era)

Los gnósticos (s. II ss.), en su vertiente mayoritaria, la cristiana, erigieron su sistema filosófico-religioso y su gnosis sincrética en la Iglesia verdadera de Jesucristo. De hecho era una iglesia marginal o, si se prefiere, paralela a la jerárquica. Según san Pedro (Hch 1,21-22), “Apóstol del Señor Jesús” es “el testigo de la resurrección” que “ha convivido con el Señor desde su bautismo” en el Jordán hasta su ascensión”. El gnosticismo prescinde de estas dos condiciones y de la jerarquía. En su lugar exige haber recibido alguna revelación esotérica, entre la resurrección y la ascensión de Jesucristo o haber tenido alguna “visión/locución” de naturaleza subjetiva, intramental. Por ser esotérica, la revelación gnóstica es secreta y transmitida oralmente solo a los ya iniciados. En contraste con los Evangelios canónicos, los apócrifos de los gnósticos no suelen referir la vida de Jesucristo desde su concepción y nacimiento hasta su muerte, resurrección y ascensión. De ordinario parten de una “luminosidad interior”, que remitiría a una “visión” y “revelación” acaecida entre la resurrección del Señor y su ascensión e incluso después de esta, experiencia de naturaleza intramental, similar a la iluminación búdica y budista (39).

 

El que ve u oye a Cristo en su interior (visiones, locuciones en trance enstático y extático o no) está dotado de la misma o más autoridad que los Apóstoles y que sus sucesores, los obispos. La gnosis de cualquier época (gnóstica, cátara, de New Age, etc.) rechaza el ministerio apostólico en cuanto episcopado garantizado por la sucesión apostólica, o sea, la concepción que la Iglesia ha tenido siempre y tiene del ministerio apostólico. Lo consideran jurídico, exotérico, legalista, petrino, exclusivamente masculino y hasta materialista por creer en la resurrección de la carne. Consideran superior la tradición gnóstica que es esotérica, pneumática o espiritual, joanea (de Juan Evangelista), femenina con María Magdalena al frente (40). A veces reconocen la autoridad peculiar de Pedro, incluso la apoyan en Mt 16, 13-20. Pero la admiten no por sucesión apostólica, sino por la vía gnóstica, esotérica, carismática y en cuanto constituyen a Pedro en cimiento de la comunidad gnóstica y de la gnosis misma (41).

 

La concepción esotérica de la “revelación”, causa de una iglesia o grupo, según el esoterismo, discurrió subterráneamente, si bien a veces sale a la superficie y se hace exotérica, pública. Como pruebas ahí están el catarismo medieval y la New Age (siglos XX-XXI). Tanto el gnosticismo de los siglos II-IV y el moderno (iniciado por el masón Jules Doinel a finales del s. XIX) como la New Age se precipitan en el subjetivismo total. A lo divino, que es inmanente en Nueva Era, no se llega a través de una autoridad ajena o exterior a uno mismo (jerarquía, clero), ni de una fe objetivada en una fórmula (Credo), ni de un conjunto de textos declarados inspirados desde fuera (Canon). A lo divino se llega desde dentro de uno mismo y se lo encuentra en el interior de cada uno. El “Camino” no es Jesucristo (Jn 14,5-6), sino “la luz que hay e ilumina dentro de cada uno” (42). Llama la atención la coincidencia de Nueva Era con la gnosis en este punto. Piénsese en su “dios interior” en cada uno o la conciencia individual en conexión con la Conciencia universal o el Cristo cósmico. Recuérdese también la posibilidad –al alcance de cualquiera- de ser más “Cristo” que “Jesucristo” mediante la expansión de la conciencia, de sus estados alterados con la concomitancia de los fenómenos   de la “mística” de condición generalmente intramental, así como su pretensión de ser la “alternativa sustitutiva” de las religiones tradicionales, sobre todo del cristianismo (43).

 

Hasta Nueva Era lo “místico”, también lo esotérico, estaba reservado a una elite de “privilegiados” e iniciados. Nueva Era lo pone al alcance de todos de suerte que lo “esotérico” se hace “exotérico” o público. Más aún, lo considera “esencial” para que haya “perfección”. En cambio, coincide con el gnosticismo en la promoción de los Evangelios apócrifos y en que estos sean el punto de partida de diversos grupos o sectas.

 

3.3. El laicismo moderno y su promoción de las “revelaciones” apócrifas y de los grupos marginales en orden a la formación de una “iglesia paralela”

El laicismo actual de origen e impronta masónicos promociona los grupos marginales a fin de silenciar a la religión tradicional y mayoritaria, alguna de las modalidades cristianas (catolicismo, protestantismo, ortodoxia, anglicanismo) en los países europeos. Son grupos inspirados más en categorías sociales y políticas que eclesiales. El laicismo maniobra preferentemente a través no de grupos extremos o fundamentalistas, sino de los marginales en cada religión. Algunos de estos grupos son de signo marcadamente político: Cristianos para el socialismo (44), etc.; otros más específicamente religiosos: Somos Iglesia, Teólogos de Juan XXIII, etc. Algunos se llaman “católicos”, aunque de tales no tengan más que el nombre, por ejemplo: el paramasónico Catholics For a Free Choice, “Católicos por Libre Elección” y “Católicos por el Derecho a Decidir” en español (implantado en España y en varios países latinoamericanos), como otros se llaman y se dicen “cristianos” desde hace muy poco aunque de tales no tenga más que el barniz, por ejemplo: la Masonería Rectificada Cristiana (MRC) y su Orden interna o núcleo, la Orden Martinista Sinárquica (OMS), escisiones de la Gran Logia de España en el año 2001 (45). Al parecer la MRC guarda alguna relación con la llamada en Alemania: Christliche Freimaurerei, “Masonería Cristiana”. Esta, aunque “mejor dispuesta” hacia el cristianismo y la Iglesia que las demás Obediencias masónicas, es incompatible con la fe cristiana de suerte que no es posible la doble pertenencia, a saber, a esta clase de masonería y a la Iglesia, pues también aquí hay “dificultades insuperables” (46).

 

Estos y otros grupos leen la Sagrada Escritura no desde el texto mismo y su contexto histórico. Interpretan la Palabra de Dios no desde la fe cristiana y desde la Tradición en la Iglesia, sino desde el feminismo de la religiosidad telúrica y desde un subjetivismo panteísta (Católicos por el Derecho a Decidir), desde lo social y una de sus opciones político-partidista (Cristianos para el socialismo), desde el disenso sistemático por contagio del entorno democrático y socio-cultural paganizado que trata de modelar lo cristiano y eclesial conforme a lo profano y político por imperativo del relativismo o típico de la actual circunstancialidad histórica (Somos Iglesia, Teólogos Juan XXIII, etc.), desde la reacción dialéctica marxiana ante las estructuras sociales más o menos pervertidas, a veces perversas (Teólogos de la Liberación en su versión ideologizada), desde la religiosidad pagana de los indígenas sobre todo americanos al trasluz de Nueva Era (teología y NMR neoindígenas). La “iglesia marginal, paralela”, corresponde, de modo todavía embrionario, a lo característico de Nueva Era, o sea, en cuanto se define como “alternativa” en todos los sectores de la vida, especialmente en el religioso: “espiritualidad/religión, ética, dietética, psicología, terapia o medicina, música, etc.,” alternativas (47). Pero “alternativa sustitutiva”, o sea, que la aparición de Nueva Era, que coincidirá con el signo zodiacal Piscis (Era cristiana) al de Acuario (Nueva Era), supondrá la desaparición de las religiones, éticas, dietéticas, terapias, etc., tradicionales y su reemplazo cuasi-automático e instantáneo por las específicas de Nueva Era.

 

Además, hay otros grupos “civiles, profanos, extra-eclesiales”, pero en estrecha colaboración, a veces solamente ocasional, con los grupos anteriores, en su mayoría intraeclesiales. Aquí se hallan no pocos nudos de la red de Nueva Era, promotores de los modernos Evangelios apócrifos. Es el oleaje del laicismo y del relativismo que choca espumante contra la solidez roqueña de la Iglesia (Mt 16,18). En EE.UU. su grupo bisagra o coordinador de esta doble vertiente parece ser Voice of the Faithful (VOTF), cuyo lema refleja y publica su programa: “Mantén la fe, cambia la Iglesia” (48). Procuran la democratización de la Iglesia, el celibato opcional de los sacerdotes y personas de vida consagrada, la ordenación sacerdotal de las mujeres, el respeto de los llamados “derechos” de los homosexuales, incluido el del “matrimonio” y la adopción de hijos, la no admisión de una moral específicamente evangélica o cristiana de normativas concretas, etc.

 

Pero, todo grupo marginal, en la medida en que pierda la cohesión respecto de la estructura de la unidad eclesial (la jerarquía), está menos inmunizado contra el “contagio” de elementos patógenos desde el punto de vista de la ortodoxia. Además, el lógico y psicológico afán de autoafirmación o consolidación los impulsa, como por inercia socio-religiosa y de la psicología colectiva, a acentuar los rasgos diferenciales. Y, como sin querer, las barreras divisorias se levantan frente al cristianismo ortodoxo a la vez que se abajan, se abren o se difuminan respecto del entorno socio-cultural y religioso no cristiano. Por eso, el disenso sistematizado de la “Iglesia”, incluso en los que quieren “mantener la fe”, lleva a desgajarse en forma de “herejías” o “sectas” no solo cismáticas, sino también doctrinales. De ahí la tendencia de esos grupos a negar o atenuar la divinidad de Jesucristo, a deformar su vida (relaciones amorosas con María Magdalena, su iniciación en los esenios, en los misterios egipcios o en el hinduismo), así como su pasión y muerte (habría muerto solo aparentemente y, repuesto, habría vivido e incluso tenido hijos en Cachemira, Francia), etc. Son aspectos en los que ciertamente han influido mucho más los modernos Evangelios apócrifos, de los que se habla a continuación (cf. 3.5), que los apócrifos gnósticos de la Antigüedad (49).

 

3.4. Evangelios apócrifos o de ciencia-ficción gnósticos

Gnósticos son casi todos los Evangelios, Hechos, Cartas y Apocalipsis apócrifos del siglo II-IV: Evangelio de Felipe, Evangelio de Tomás, Evangelio de los egipcios, Evangelio de María (Magdalena), Evangelio de la Verdad, Diálogo del Salvador, Sabiduría de Jesucristo, Hechos de Pedro y los Doce Apóstoles, Carta de Pedro a Felipe, Oración de Pablo, Libro de Tomás el Atleta, Apócrifo de Santiago, Apócrifo de Santiago, Apocalipsis de Pedro, Apocalipsis de Pablo, Primer y Segundo Apocalipsis de Santiago, etc., hallados todos en 1945 en Nag Hammadi (NHC) cerca de Luxor (Egipto), aunque algunos eran ya conocidos. Varios han sido utilizados por diversas sectas gnósticas de nuestro tiempo. Además, algunos de sus relatos y concepciones han influido en los Evangelios, etc., específicos de Nueva Era o, al menos, precursores de ella.

 

3.5. Los evangelios apócrifos o de ciencia-ficción de nuestros días

A diferencia de los Evangelios apócrifos gnósticos (s. II), los modernos no se limitan a llenar los silencios de lo no-dicho en los canónicos. Además, alteran su contenido doctrinal y moral.

 

Las conclusiones teológicas de estos y de otros evangelios apócrifos, evidentes y de indiscutible transcendencia, pueden resumirse en los siguientes puntos (50):

 

  1. Jesucristo no es desde siempre el Hijo Unigénito de Dios Padre, que, sin dejar de ser Dios, empezó a ser hombre en el seno de la Virgen María en un momento de la historia.
  2. Jesús de Nazaret, o sea, el “Jesús histórico o de la historia” personal e individual se distingue del “Cristo” que sería universal, arquetípico e impersonal.
  3. Jesús de Nazaret no es el solo y único Cristo que ha habido, hay y habrá.
  4. Jesús de Nazaret, el “Jesús histórico”, no se identifica con el “Cristo”, pues no fue Dios ni “Cristo” desde el instante de su concepción.
  5. Jesús de Nazaret empezó a ser “Cristo” cuando el Espíritu Santo, entendido como “Energía”, descendió sobre él en el Jordán; según otras versiones no específicamente gnósticas, al culminar su iniciación entre los esenios o fuera de Palestina (India, etc.).
  6. Jesucristo o no murió realmente o, si murió, su muerte no fue redentora.
  7. La muerte real de Jesús de Nazaret en la cruz es o negada o reinterpretada para excluir la posibilidad de que padeciera en cuanto Cristo.
  8. Jesucristo no es propiamente el Redentor ni el Salvador del género humano, sino-a lo más- su Maestro y Modelo.
  9. Se consideran fuentes auténticas para el conocimiento de Jesús no los cuatro Evangelios canónicos, sino documentos que son fruto o de ciencia-ficción, de la fantasía desbordada de algunos autores, o de fenómenos parapsicológicos sin control de la razón e incluso unos supuestos archivos akáshicos, astrales.
  10. El Cristo es un don de Oriente a Occidente, sobrado de activismo y de avances científico-técnicos, pero indigente de espiritualidad y misticismo, que, una vez más, recibe del Oriente y de su religiosidad hindú, budista, taoísta, etc.
  11. Los datos sobre Jesucristo, su vida y sus enseñanzas, acumulados en tales documentos, pertenecerían a una tradición subterránea, esotérica, conservada y transmitida secretamente desde el gnosticismo del s. II d. C. hasta Nueva Era en nuestros días, que sería la auténtica, aunque se diferencia y hasta contradice en puntos esenciales a la fe cristiana. Tenemos así una “revelación” y una “iglesia” paralelas a la Revelación cristiana y a la Iglesia que conecta con Jesucristo a través de sus Apóstoles, “testigos” de su resurrección y “que convivieron con el Señor” durante su vida pública hasta su Ascensión” (Hech 1, 21-22).

 

Las creencias e ideas de tales documentos han sido asumidas y promovidas por la Nueva Era. Pero, para que una tradición, dato, doctrina o documento pueda ser llamado “cristiano” debe profesar o, al menos, ser compatible con la Revelación divina contenida en la Sagrada Escritura y en la Sagrada Tradición, o sea, con la fe según la cual Jesús de Nazaret fue hombre perfecto y Dios verdadero, Redentor de todos los pecados, Salvador de todos los hombres.

 

La composición de estos evangelios suele presentar dos modalidades.

 

3.5.1. El imaginario hallazgo de un manuscrito supuestamente antiguo o no

El más antiguo de los conocidos por mí es el Evangelikón, manuscrito griego y su comentario titulado Levitikón. Los habría comprado en una tienda de libros viejos el masón B-R. Fabré-Palaprat en 1814 y publicado en 1830. Niega la divinidad de Jesucristo, un simple iniciado en Alejandría, que habría nombrado sucesor suyo a san. Juan Evangelista con su Orden del Oriente, subsistente en la del Temple o los templarios.

 

La creencia de la iniciación de Jesucristo fuera de Palestina se ha convertido en un género literario nuevo. Entre sus testimonios descuellan El Evangelio acuariano de Jesucristo (cf.3.5.2) y La vida desconocida de Jesucristo. Esta fue publicada en francés (51) en 1894 por el ruso judío Nicolás Notovitch. El autor dice haber descubierto en 1887 en el monasterio budista Himis (Norte de la India) un manuscrito sobre el viaje de Jesús a Ladkh (India) tras su muerte aparente en la cruz. La muerte solamente aparente de Cristo aparece también en el Corán (4, 156/157) y en varias sectas de la Antigüedad y actuales (52). Notovicht dice que, gracias a ese manuscrito, descubrió allí (Cachemira) la sepultura de Issa, nombre traducido de “Jesús” en ese mismo año 1887. Este relato de Issa ha sido aceptado también por Sai Baba (nacido en 1926) (53), Parahamansa Yogananda (1893-1952) (54), Bhagwan Shree Rajneesh (1931-1989) (55) y sus adeptos, los miembros de sus sectas, a saber, el saísmo, la Self-Realization Fellowship o “Fraternidad de la Auto-Realización” y Osho o el rajnesismo, difundidas ya por los principales países, también europeos y americanos. La supuesta “Vida de Issa” con categoría de histórica ha sido llevada al cine por Janet y Richard Bock en la película The lost Years (año 1978) con su libro correspondiente: The Jesús Mistery (Aura Bokks, Los Angeles 1980) de los mismos autores.

 

Edmond Bordeaux Szekely (+ 1980) era sobrino de Alejandro Szekely, poeta y obispo de la Iglesia Unitaria, y descendiente de Csoma de Körös, filólogo rumano, el primero en elaborar una gramática del idioma tibetano. Edmond Bordeaux recibió una formación católica, que perfeccionó en Roma con el entonces Prefecto de los Archivos Secretos del Vaticano, Angelo Mercati. Dijo haber descubierto, en los años 1923-1924, un manuscrito arameo con el Evangelio esenio de la Paz en estos Archivo Secretos de la Biblioteca Vaticana. Además, según él, había otros dos manuscritos, uno paleoslavo en la Biblioteca Nacional de Viena y otro con fragmentos en hebreo en el monasterio benedictino de Montecasino (56). Como su mismo título indica, este Evangelio es de inspiración esenia. Habría sido escrito por san Juan Evangelista, que habría “anotado literalmente las palabras de Jesucristo” (I, p. 7) (57). San Jerónimo los habría traducido al latín durante su estancia en el desierto de Calcis (Siria). Perdidos, habrían sido hallados por san Benito. En una publicación del año 1985 (edit. Fortress, Philadelphia) P. Beskow trató de comprobar la verdad del relato tanto respecto de los manuscritos como de su descubrimiento. Pero el entonces Prefecto de los Archivos Secretos del Vaticano “afirma categóricamente la inexistencia del Evangelio arameo y que el nombre de Szekely no figura en el Registro de los visitantes de los Archivos Secretos Vaticanos”. Una respuesta similar recibió de la Biblioteca Nacional de Viena (58).

 

El estilo del texto imita el de los Evangelios, sobre todo del joaneo, pero su contenido muy poco tiene que ver con el de los Evangelios canónicos. El “Padre del cielo” de los Evangelios canónicos es sustituido por la “Madre Tierra” numinosa, tan de Nueva Era, en el de los Esenios. En la predicación del Jesús esenio la voluntad y la ley de Dios no se halla en la Sagrada Escritura, catalogada como uno de los productos de la mente humana, sino en la naturaleza. Jesucristo es un maestro y taumaturgo esenio, salvador de la humanidad mediante su vida y sus enseñanzas sobre la ley cósmica, no por medio de una muerte redentora. Se da por supuesta la condición esenia de Jesucristo, de sus Apóstoles y de los primeros cristianos. Se comprende la gran acogida de este Evangelio Esenio y su promoción en la red de Nueva Era. Lo cita una de las más conocidas protagonistas de Nueva Era, la artista Shirley MacLaine (nacida en 1934) (59).

 

Respecto de Jesucristo la masonería se caracteriza por su silenciamiento y por la desfiguración de su persona. Si hablan de él, lo reducen a un hombre especial, mitificado, pero solo hombre. Los gnósticos atribuían una antigüedad y autoría apostólica a sus escritos a pesar de ser obra de su imaginación en su mayor parte (60). Los modernos descubren manuscritos tan antiguos, aunque son producto exclusivo de su fantasía, noveladora de su ideología, a veces con el apoyo de algunas frases de los evangelios gnósticos. A veces esas publicaciones se convierten en best-seller y logran dar la impresión de escritos realmente históricos y científicos, no pura ciencia-ficción para engaño y daño de los lectores, incluso de cristianos sin fe fuerte y bien formada (61).

 

3.5.2. “Locuciones” de Jesucristo, de los espíritus, etc.

Uno de los fenómenos característicos de New Age es el canalismo, o sea, un modo que los humanos tienen de captar los “mensajes” enviados por un supuesto centro emisor (dioses mitológicos, Maestros ascendidos, Jesucristo, Buda, los espíritus) a través de un “canal” no televisivo, sino una persona que dice recibirlos en estado ya normal, ya alterado de conciencia (trance) (62).

 

Así han sido recibidas las tres partes de El Curso de los Milagros (63), transcripción de lo que “la Voz” interior (con el tiempo dirá ser la de Jesucristo) dictó a la judía, hija de una teósofa, Helen Cohn (Schucman tras su matrimonio con Louis Schucman) durante 7 años (1965-1972), propensa a estar enferma por sugestión, así como a tener visualizaciones y visiones desde su adolescencia. Según este texto, Dios es una “Mente (Mind)” impersonal, creador del Hijo, no del mundo que procedería por emanación (influjo hindú). Jesucristo no es el único Hijo de Dios, sino el primero consciente de ello. El Espíritu Santo queda reducido a la “Voz de Dios dentro de cada uno”. Jesús no murió por nuestros pecados. Las enfermedades y los pecados no existen a no ser en cuanto soñados lo mismo que el yo/ego, cuya existencia depende de una creencia equivocada en su separación de Dios (panteísmo). Ha originado el NMR Primera Iglesia de los Milagros que tiene más de 2000 grupos en todo el mundo.

 

El norteamericano Levi H. Dowling (1844-1911) perteneció a la secta “Discípulos de Cristo”. Ya desde niño tuvo varias visiones y estados alterados de la conciencia. Presentó su El Evangelio Acuario de Jesucristo (64), publicado en 1907, como un “Quinto Evangelio” complementario de los cuatro canónicos. Por su clasificación “acuariana” parecería haber sido concebido en el seno de Nueva Era. Pues Acuario o “Aguador” es el nombre de una constelación zodiacal y de la época de la humanidad, la de New Age, que habría iniciado cuando el sol dejó atrás el signo zodiacal Piscis, el de la Era cristiana, y entró en la ‘casa’ de Acuario. Entonces los hombres serían inundados de gozo, paz y armonía consigo mismos, con los demás y con el universo. Pero la fecha de su publicación indica que este Evangelio Acuario es uno de los precursores y gestantes de la Nueva Era, nacida en el año 1962.

 

El autor, en un gesto de ciencia-ficción, reconoce haber tomado su texto no de una fuente histórica, ni de un manuscrito antiguo recién descubierto, sino de la “memoria acásica (sánscr. akasha)”, una especie de “banco astral de datos”, donde estarían archivados todos los datos (acontecimientos, personas, etc.) pasados, presentes y futuros de la humanidad, “descubierto” por la fundadora de la teosofía. A Dowling se lo habría comunicado algún extraterrestre o algún espíritu.

 

Considera a Jesucristo como un eslabón de una larga cadena de iniciados gnósticos. Según este evangelio, Jesús de Nazaret habría visitado “la ciudad santa de Jagannath” en la India. Allí, “discípulo en su templo”, se habría iniciado en los libros sagrados hindúes (“Vedas, Leyes de Manu”). Luego habría visitado el Tíbet y Heliópolis (Egipto). Aquí, tras haber pasado los siete grados de la iniciación, “el hierofante le dice:`pongo esta diadema sobre tu frente; tú serás el Cristo en la Gran Logia del cielo y de la tierra”. Desde entonces Jesucristo es el arquetipo de la Conciencia Crística o Cósmica. La salvación se consigue por medio de la “iluminación” interior (al modo búdico y budista), no de la fe ni de la caridad. La misión primera de Jesucristo consiste en despertar la iluminación, pues es no el Salvador o el Redentor, sino el que muestra el camino que debe seguir la humanidad para alcanzar la perfección, o sea, como el Instructor Mundial de Nueva Era. De ahí que la red nuevaerana lo haya erigido en el modelo de la autorrealización, aspiración y meta de sus adeptos.

 

Ha influido en varios NMR: Iglesia Universal del Maestro (con unos 12.000 adeptos solo en California), Iglesia del Renacimiento de la Belleza (fundada en 1969 en Massachussets), el Moorish Science Temple of América y los Musulmanes Negros, que conceden a este “Evangelio” la misma autoridad que al Corán. Tras la muerte de Timothy Drew (1886-1929), fundador de los Musulmanes Negros, Wallace Fard Muhammad (Mahoma) instituyó el NMR Nación del Islam, llamado también Musulmanes Negros, al menos a veces. Aceptan como libros sagrados la Biblia, expurgada de las “mentiras blancas”, y sobre todo el Corán. El libro sagrado de una de las escisiones de los Musulmanes Negros, la provocada por Elijah Muhammad, se titula Santo Corán. Fue elaborado con elementos del Corán islámico y de este Evangelio Acuario. Havre Spencer Lewis, fundador de AMORC (Antiquus Mysticus Ordo Rosae Crucis con casi 300.000 adeptos), la rama más difundida en los países de lengua española ha sido acusado de haber plagiado El Evangelio Acuario de Jesucristo en su Vida mística de Jesús (The Mystcal Life of Jesús).

 

OAHSPE (siempre en mayúsculas) (65) habla del progreso de la humanidad bajo la dirección de “los ángeles sin alas”. Esto suena ya a “New Age”. No obstante, es muy anterior al nacimiento de Nueva Era (año 1962). Este libro de casi mil páginas fue escrito por el dentista y hombre de negocios John Ballou Newbrough (1828-1891) y publicado en 1982 con el subtítulo: Una nueva Biblia. Una voz interior le instó a adquirir una máquina de escribir, pues los ángeles iban a controlar sus dedos mientras él escribiera. Así fue escrito OAHSPE en escritura automática a máquina, al amanecer, en sesiones diarias de 30 minutos de duración desde el uno de enero hasta el 15 de noviembre de ese año 1881. El autor era médium y, desde el año 1871, había practicado la escritura automática manual. Ha aquí la interpretación de la palabra OAHSPE: O = “Tierra”, AH = “aire” y SPE = “espíritu”. OAHSPE, como Urantia, recrea muchos de los relatos bíblicos. Sus personajes bíblicos, mucho más numerosos que en Urantia, generalmente son designados con nombres cambiados, menos algunos (Eva, etc.). Moisés y los profetas del AT. habrían sido los primeros “faitistas” o “fieles, creyentes”. Se llamaban “eseanos”, esenios, lo mismo que Joshu (Jesús de Nazaet). Faithists son los que aceptan la nueva Revelación, la de OAHSPE, destinada por Dios para reemplazar al cristianismo y para fundar el “reino de Dios” en la tierra. El NMR fundado por el autor de Oahspe, llamado The Universal Faithists of Kosmon o simplemente Faithists (“Fieles”) sigue propagando su espíritu e ideas.

 

El Libro de Urantia (66) contiene una vida de Jesucristo, un “nuevo evangelio” en su última sección, la 4ª (774 págs. de las 2.097 del total). “Urantia” significa “la Tierra” en este libro muy influido por OAHSPE (67). Consta de 196 “Documentos” o capítulos, divididos en cuatro secciones. Los 196, con sus hechos y enseñanzas (68), habrían sido “canalizados” o transmitidos por varios “Reveladores” o seres celestiales. Exceptuado “Melquisedek”, sus nombres son genéricos: “Consejero Divino, Censor Universal, Ancángel”, etc.; uno suena a colectivo o de un grupo: “Comisión de Seres Intermedios”. Los habrían transmitido a través de un equipo anónimo de mediums norteamericanos en trance. En ese estado de profundo sopor, en este como en otros muchos casos, sus cuerdas vocales estarían poseídas por espíritus de difuntos. por dioses y diosas de las religiones no cristianas, por Jesucristo mismo, etc., que hablan con voz marcadamente distinta de la normal de los médium o canales. No faltan quienes los clasifican entre los ventrílocuos mediocres si se les nota cómo mueven los labios. Este fenómeno, no raro en Nueva Era, se llama “canalismo en trance”. De ordinario se trata de un fenómeno de parapsicología, presente también en la antigüedad pre-cristiana (la Pitonisa de Delfos, la Sibila de Cumas y de tantos otros centros oraculares greco-latinos). Aunque a veces lo haya, de ordinario no hay por qué atribuirlo a fraude (69). Pero no poco material del Libro de Urantia proviene de las primeras publicaciones de W. Sadler (1875-1969), adventista del Séptimo Día como otros (John H. Kellog, etc.) de sus responsables o autores (70). Al parecer fue el que transcribió gran parte del texto del Libro de Urantia, el canalizado a través de Wilfred. Existen más de 200 grupos urantianos que se reúnen periódicamente para compartir sus ideas y analizar el Libro de Urantia, convertido en compendio de sus creencias y norma de su conducta. Hay más de 20 “Sociedades” vinculadas al Libro de Urantia, en cierto modo NMR. Muchas de ellas publican sus propios boletines y otros documentos.

 

El Verdadero Evangelio revelado de nuevo por Jesús, dictado por Cristo y por otros seres celestes desde 1919 a 1927 a Edward Padgett (1852-1927) (71). El NMR Vida Universal cuenta con Esta es mi palabra, Alfa y Omega. El Evangelio de Jesús que el mundo no conoce (72), o sea, los Evangelios concordados y relatados tal como se los ha dictado Jesucristo mismo a la fundadora Gabriele Wittek (nacida en 1933 cerca de Augsburg, Alemania). Contiene asimismo un comentario piadoso, moral, de cada pasaje. Tanto el relato evangélico como su comentario fueron “revelados” a la fundadora por Jesucristo, a veces por un espíritu, cuya voz oía en su interior.

 

Estos y otros “Nuevos Evangelios” difieren de los canónicos en su estructura. Además, contradicen no pocos de sus acontecimientos y sus enseñanzas desde el monoteísmo trinitario hasta la divinidad de Jesucristo. Por otra parte, la paragrafía es un fenómeno parapsicológico al alcance de la mayoría de los seres humanos, aunque de ordinario no son conscientes de ello. Generalmente se descarta su supuesta vinculación con los espíritus. El hecho de la paragrafía en sí se presenta como un modo peculiar de manifestarse el yo inconsciente, sobre todo en personas con experiencias muy traumáticas en su infancia y adolescencia. Respecto de las “locuciones”, o voz interior de notas y efectos muy especiales, debe observarse las distinciones y recomendaciones de san Juan de la Cruz (73). Pueden ser auriculares, imaginarias e intelectivas. Solo estas, y de ellas no las denominadas sucesivas y formales, sino las substanciales están exentas de error e ilusión, o sea, pueden ser catalogadas siempre entre las verdaderamente sobrenaturales. De ordinario se caracterizan por su brevedad y eficacia. Ciertamente proceden del Señor, “cuyas palabras son obras” (74).

 

4. Organizaciones católicas de apostolado con los NMR y su interpretación de la Palabra de Dios

 

Abundan las organizaciones de estudio e información y ayuda psicológica, jurídica, asistencial, etc., de los afectados por los NMR, a saber, sus miembros actuales, los ex-miembros y los familiares. Las hay de signo tanto cristiano como laicista que tienden a incluir entre los NMR o sectas también a instituciones católicas e indirectamente a la Iglesia católica (75). Parece oportuno mencionar algunas por su especial vinculación con la Iglesia católica (76). ¿Por qué no las hay en todos los países?

 

Pero hay algunas que tratan de defender la fe católica y a los católicos contra los NMR muy activos en su proselitismo. Lo hacen precisamente y sobre todo mediante el uso recto de la Biblia. En el nombre de dos de ellas figura el término “Palabra”, referido a la “Palabra de Dios”, o sea, a la Sagrada Escritura y a las palabras evangelizadoras de sus miembros con la Biblia como punto de partida y fundamento. Aunque inadecuadamente, llaman “secta” también a los diferentes grupos evangélicos y fundamentalistas, dos ramas frondosas, muy proselitistas y transversales del protestantismo.

 

4.1. Apóstoles de la Palabra

Han sido fundados en 1978 por el P. Amatulli Valente en la ciudad de Méjico. Son jóvenes de ambos sexos que prestan un servicio a la Iglesia católica antes de iniciar una actividad profesional. Después de una preparación de 5 a 6 meses, hacen la promesa de servir a la Iglesia durante un año. Aparte de las religiosas y de los clérigos, sus miembros solteros y casados se comprometen a servir a la Iglesia en la defensa de la fe católica, en la iniciación bíblica de los católicos de pueblos y ciudades. Tratan de formar en cada diócesis, parroquia, pueblo o barrio grupos de “Promotores y Defensores de la Fe”, dispuestos a intervenir en el momento oportuno para asesorar a los católicos en dificultad y a dialogar tanto con los protestantes como con los miembros de los NMR. Hacen su apostolado mediante el trato personal, las visitas domiciliarias, las charlas y cursos sobre la Biblia, la palabra hablada e impresa, con libros y folletos sobre sectas concretas (Testigos de Jehová, mormonismo, iglesia, Luz el Mundo, etc.), publicaciones, casetes y videocasetes, que, dada su sencillez y coste, se hallan al alcance de todos.

 

4.2. Misioneros Servidores de la Palabra

Fundados por el P. Luis Butera Vullo en México, realizan la tarea evangelizadora de Latinoamérica mediante la Biblia con especial atención a los afectados por los NMR y por el evangelismo protestante. Sus miembros se dividieron pronto en dos grupos, ambos integrados por hombres y mujeres. Al primero pertenecen los de dedicación exclusiva durante un año completo, los cuales, tras perseverar varios años en este estado y actividad, formaron dos comunidades, la masculina y la femenina, erigidas en sendos Institutos Religiosos de derecho diocesano (diócesis de Cuautitlán) en 1997. El segundo está integrado por los miembros que se dedican a esta misión durante un tiempo limitado de acuerdo con sus ocupaciones y posibilidades. Desde hace 20 años tienen un “Seminario para laicos”. En él jóvenes de 18 a 30 años se preparan durante seis meses para las tareas evangelizadoras, que luego realizan mediante las visitas domiciliarias (dos días cada semana), difusión (los domingos) de la revista bimensual: “Inquietud nueva” de 180.000 ejemplares de tirada, nueve cursos publicados separadamente y también en un volumen titulado La propuesta de Cristo (20 pp.). Las publicaciones de su editorial (Edisepa) tratan de demostrar las incongruencias de la enseñanza bíblica de las sectas (libro: Pruebas de que las sectas ignoran la Biblia) y de responder a las 63 principales preguntas que suelen formular las sectas a los católicos (¿Por qué? ¿Por qué? 250 pp.).

 

4.3. Otras organizaciones similares

No hablo de otras organizaciones de naturaleza y finalidad similares porque tienen muy poco tiempo de existencia, que es insuficiente para garantizar su subsistencia y estructuración. Piénsese, por ejemplo, en “Libres en Cristo Jesús”, casi recién fundados por un grupo de ex-adeptos de varias sectas (Testigos de Jehová, mormones, cristadelfos, etc.) en Medellín (Colombia). Parece conveniente, necesario y hasta urgente la promoción de estas y de otras iniciativas, pues ofrecen una respuesta cristiana a uno de los “signos” y de los “retos” de palpitante actualidad en nuestro tiempo.

 

 

Notas:

 

 1 Los miembros de otras religiones creen que su libro sagrado es “revelación” y “palabra divina”, no solo “inspirada” como la Biblia, sino “dictada” por Alah (El Corán islámico), “exhalada” por Âtman-Brâhman (Vedas hindúes). Según la Comisión Teológica Internacional (CTI) “la denominación Palabra de Dios se ha reservado, en la tradición, a los escritos de los dos Testamentos… Los libros sagrados de las diferentes religiones, aun cuando puedan formar parte de una preparación evangélica, no pueden considerarse como equivalentes al Antiguo Testamento, que constituye la preparación inmediata a la venida de Cristo al mundo” La misma CTI dice: “No todas lasr eligiones tienen libros sagados. Aunque no pueda excluirse, en los términos expuestos, alguna iluminación divina en la composiciòn de los libros (en las religiones que los tienen) es más adecuado reservar el calificativo de inspirados a los libros canónicos (cf. DV 11)”, cf. El cristianismo y las religiones, Librería Editrice Vaticana, Città del Vaticano 1996, nº 92.

2 La meditación transcendental, la numerosas ramas del rosacrucismo, la Sociedades teosóficas, etc.

3 Diccionario enciclopédico de las sectas, B. A. C., Madrid 20054 (1ª, año 1998).

4 Cf. G. TILLS. Historia doctrinal del Movimiento Ecuménico, Madrid 1965, p. 140 .

5 Por ejemplo: Iglesia del Dios universal, jehovismo, La Familia (antes Niños de Dios), mitaísmo, mormonismo, moonismo, Vida universal.

6 Cf. M. GUERRA, Historia de las Religiones, B.A.C., Madrid 20012, pp. 281-283.  

7 Desafíos pastorales. Sectas o Nuevos Movimientos Religiosos, 1,1 (“Ecclesia” 17.. 5. 1986, pp. 656- 667).

8 Cf. Historia Sagrada y Santa Biblia Palmariana de grado superior según el Magisterio Infalible de la Iglesia, compuesto por los Venerables Padres del Santo Sínodo Dogmático Palmariano, reunidos en el Espíritu Santo, dirigido y aprobado por Su Santidad el Papa Gregorio XVII, I-III, Sevilla 2001. Cf. también M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las…, pp.384-386.

9 Por ejemplo, los testigos de Jehová han creido en la divinidad de Jesucristo, pero solo en las primeras décadas tras su fundación. Las trasfusiones de sangre fueron prohibidas en 1945 (su revista Atalaya, enero de este año), y con tal gravedad que su prohibición obliga aunque el no hacerla cause la muerte. En 1998 se han comprometido por escrito a autorizarlas en Bulgaria porque de otro modo no les permitían establecerse en este país. Según su fundador, Ch. Tazel Russell,, el jehovismo es una “religión”; según su sucesor, Rutherford, no lo es porque “la religión es un producto del Diablo”. Pero. a partir de su muerte (año 1942), la consideran “la religión verdadera”. Creen que quien se bautiza debe bautizarse “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” (Mt 28,19). Mas, desde la década de los `50, no se pronuncia esa fórmula, sino que “la persona que se bautiza lo debe hacer de acuerdo con lo que significa ` en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo´” , fórmula que no es trinitaria, según ellos. El “espíritu santo” (escrito con minúscula inicial en sus escritos) no es ni Dios, ni persona, sino una energía. No aceptan la divinidad de Jesucristo, etc. Cf. mi Diccionario enciclopédico de las…, 443-445.·

10 La abolición de la poligamia para que UTA fuera una estado más de los EE.UU., del uso de pan-vino en la Santa Cena, sustituido por pan-agua, etc. En su libro básico: El Libro del Mormón se recoge la materia eucarística instituida por Cristo: “pan y vino”. (año 1823). Pero en otro posterior: Doctrina y Convenios (DyC) (27, 1-4) se prohíbe “comprar vino ni bebidas alcohólicas a vuestros enemigos, de modo que no beberéis de ninguno, a menos que sea recién hecho por vosotros” (“Revelación” de agosto del 1830). Finalmente, otra “revelación”, tres años más tarde, prohíbe totalmente tomar “vino y bebidas fuertes (= alcohólicas)”, prohibición vigente todavía, también en la Santa Cena (DyC 89, 1-9).

11 Cf. A. CARRERA, 127 preguntas sobre la secta de Jehová, Camino, Chihuaha 1994, pp. 75-107.

12 “Primero de todo, practicamos y predicamos exactamente lo que la Biblia enseña y les decimos a los demás exactamente lo que la Biblia enseña, lo cual en muchos casos es directamente contrario a lo que las Iglesias de hoy día están enseñando”. Las palabras cursivas están subrayadas en el original de la “Carta” G en su nº 5 (4.1971) del fundador de La Familia, o Carta para un amado (cf. Las cartas de Moisés David a los Niños de Dios, Barcelona 1974, p. 61). Con otras palabras, enseñan lo que, según ellos, dice la Biblia, recreado e interpretado desde su perspectiva y creencias. Cita con frecuencia frases del NT, pero para que, una vez reinterpretadas, apoyen sus enseñanzas. Culpa a la Iglesia de que “en lugar de leer el Libro de Dios, siempre estudian libros de los hombres acerca de lo que dice el Libro de Dios” (Ibid.).

13 Cf. Cf. CONSEJOS PONTIFICIOS PARA LA CULTURA Y PARA EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO, etc., Jesucristo, portador del agua de la vida. Una reflexión cristiana sobre la “Nueva Era”, Libreria Editrice Vaticana, Cittá del Vaticano 2003, nºs.2.2.1; 2.2.3; 7.2; M. GUERRA, 100 preguntas-clave sobre la “New Age”. Un catecismo no elemental, Monte Carmelo, Burgos 2004, pp. 65-84: IDEM, Diccionario enciclopédico de las.., s. v. Canalismo, locución, paragrafía, parafonía, mística, trance, etc.

14 689 pp. en su edición Boston 1890 (19714). En las pp. 501-578 exégesis de varios versículos del Génesis y del Apocalipsis, en las 579-599 un léxico de términos bíblicos y su “interpretación espiritual” o simbólica. Su lengua oficial, “sagrada”, es el inglés.

15 El Libro de Mormón. Otro Testamento de Jesucristo, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Salt Lake City 1992, p. V (introducción).

16 Consta de 138 secciones, en su mayoría “revelaciones” al fundador, 2 a sus inmediatos sucesores, una declaración de 1890 llamada “Manifiesto”, por el cual el Profeta W. Woodruff declara abolida la práctica de la poligamia, etc.

17 Es lo que hacen varios de los NMR llamados “Iglesia católica apostólica (no romana) argentina/ brasileña/guatemalteca/mexicana, panameña, etc.”, fundadas de ordinario por un ex-obispo católico.

18 Santo Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, según el magisterio Infalible de la Iglesia, secciones II-VIIª partes, pp. 62-221, 2ª sección del Catecismo palmariano ya citado. Cf. también la más extensa Historia Sagrada y Santa Biblia …, citada en 2.1, nota 8.

19 Cuaderno trimestral de la Ciencia cristiana. Lecciones bíblicas, Christian Science Publ. Societas, Boston 1977, 46 pp.

20 Por ejemplo: Cristo no es Dios (p. 330), sino un ser creado (p. 331), un dios, el arcángel Miguel (p.303); no resucitó en su cuerpo, sino que simplemente se desmaterializó (p. 385), no hay infierno eterno (p. 379), etc.

2121 Obsérvese que a) traduce “un dios” (con minúscula), sin caer en la cuenta de que en griego, como en español, etc., el atributo carece de articulo (a no ser que se identifique con el sujeto). Es así porque suele indicar una cualidad o naturaza de la cual participa el sujeto, por ejemplo: “el papel es blanco”, o sea, participa de la blancura como también la nieve, etc. En Jn 1,1: “la Palabra es Dios” significa que participa de la divinidad, que es Dios como el Padre. b) “la Palabra estaba con Dios” expresa compañía y sintácticamente es de signo estático. Evidentemente el que está con alguien no es ese alguien. Pero en griego la partícula prós (= ad más acusativo en latín) tiene valor dinámico, a saber de dirección hacia, aproximación. Es la formulación más adecuada para expresar el esse ad o la ”relación” constitutiva de las personas divinas en el seno trinitario del Dios Uno. Cf. M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las…, 456-457: IDEM, El idioma del Nuevo Testamento, Facultad de Teología, Burgos 19954, pp. 245- 250.

22 Cf. los “Artículos de la fe” mormona en uno de los libros sagrados del mormonismo: Perla de Gran Precio, tras la autobiografía del fundador hasta finales de 1829.

23 Editora Espírita Española, Madrid 1982, 370 pp. (las pp. 318-365 contienen una colección de oraciones espiritistas).

24 Cf. cap. IV de la o. c. (pp. 58-69. Son los textos evangélicos que siguen citando los innumerables NMR que ahora creen tamben en la reencarnación de las almas: las numerosas ramas de la brujería, gnosticismo, Nueva Era, rosacrucismo, los NMR de origen hindú, budista y jinista, etc. Cf. M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las…, s. v. Reencarnación (pp. 786-790) y los NMR enumerados en la p.788.

25 Cf. M. SMITH, Jesús, el mago. Claves mágicas del cristianismo, Martínez Roca, Barcelona 1988 El original inglés data del año 1978.

26 Cae en arbitrariedades filológicas sin base en el NT., ni fuera del mismo, por ejemplo: la equivocada sinonimia del gr. plános (seductor en la Vulgata jeronimiana) (Mt 27-63) y de “mago” (p. 51), del kakòn poión (malefactor en la Vulgata, “malhechor” en español), interpretado en el sentido jurídico de maleficium (“maleficio”), que transforma el proceso y condena de Cristo en un proceso por magia.

27 Véase, por ejemplo, el Diccionario esotérico de la Biblia. Las claves secretas del texto bíblico según la tradición Rosacruz, Obelisco, Barcelona 2002. Los nombres de los personajes y las palabras básicas de la Biblia colocados por orden alfabético con su interpretación esotérica rosacruz y de ordinario –cuando lo hay- con su simbolismo en la masonería. Cf. la relación entre masonería y rosacrucismo, los 24 ramas rosacruces, etc., en mi Diccionario enciclopédico de las sectas…, pp. 819-828.

28 Cf. CH. BOSSET, La Bible et les rosicruciens, Centre de Publ. Evangéliques, Abidjan 19802. Analiza cuestiones concretas: creación del mundo y del hombre, el más allá de la muerte, Jesucristo y su obra, etc.

29 La Orden de Rosacruz –AMORC- responde, Colección Rosacruz, Barcelona 1997, p. 34.

30 Mt 26, 26-29; Mc 14, 22-25; Lc 22, 15-20; 1 Cor 23-26.

31 Traducción mejor que “esto” del Misal de la Iglesia católica, la única excepción conocida de la norma sintáctica, según la cual el pronombre díctico catafórico (demostrativo, referido a un substantivo que figura más tarde) concierta con dicho substanivo: “este es el cáliz…”, “esta es mi madre”, etc.

32 Biblia de los Testigos de Jehová . “pan y vino que representan el Cuerpo y la Sangre de Cristo” ( mitaísmo, cf. C. Cruz, La Obra de Mita, Carmín Cruz, Puerto Rico 1990, p. 58); Cf. también El Libro del Mormón, 3 Nefi 18,7 (mormonismo); Declaración de las doctrinas fundamentales y de las líneas de conducta de la comunidad misionera independiente comúnmente conocida como The Family, World Services, Zürich 1995, nº 18 (La Familia, antes Niños de Dios), etc. “Nuestra Eucaristía es la comunión espiritual con el único Dios. Nuestro pan, `que desciende del cielo´, es la verdad. Nuestra copa es la cruz. Nuestro vino, la inspiración del Amor, la bebida que nuestro Maestro apuró y encomendó a sus seguidores” (Ciencia y Salud con Clave de las Escrituras…, p. 35).

33 Wörtebuch zum Neuen Testament, A. Töpelmann, Berlin 19717, columna 443.

34 También en las traducciones de los NMR, por ejemplo en la de los Testigos de Jehová: “El campo es el mundo” (Mt 13,38); “Mi Padre es el cultivador… Yo soy la vid, ustedes son los sarmientos” (Jn 15, 1,5), etc., a pesar de tratarse respectivamente de una parábola y de una alegoría..

35 Cf. M. GUERRA, El idioma del Nuevo Testamento…, pp. 10-11, etc.

36 Tobías, Judit, 1-2 Macabeos, Eclesiástico, Sabiduría, Baruc y algunos fragmentos de Ester (10,4-16, 24) y de Daniel (3,24-90; 13 y 14).

37 Tomado de El Por qué de la Biblia en el Ara, “Hiram Abif. Revista Internacional de la Masonería”, VI, nº. 63, 2005, p. 13.Aa juicio de los mismos masones, es la revista de mayor prestigio de la masonería latinoamericana y de uso exclusivamente interno. Es recibida por más de 5.000 logias y altos cargos de la masonería. Promueve la unión de todas las Obediencias masónicas.

38 La misa y sus misterios comparados con el mito solar de los misterios antiguos, Ediciones Valle de México, México D.F. s/a (“Valle” es un tecnicismo masónico que significa “circunscripción, región masónica”; M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las… s. v. Misa nº 20 (pp. 597-598), Rito escocés Rectificado, Rito York.

39 NHC: Apocry. Joan 1-2; Epist Petr/Phil 134; Sapient.Iesuchrist 91, 8-13; Apocal Petr 72, 20-28.

40 Sobre esto y sobre la problemática de este epígrafe cf. M. GUERRA, Sacerdotes y laicos en la Iglesia primitiva y en los cultos paganos, Eunsa, Pamplona 2002, pp. 147-150, 201-205.

41 El texto gnóstico que mejor expresa esta concepción e ideas es el Apocalipsis de Pedro, el cual es presentado como receptor de una visión luminosa (72, 21-28; 82,10), estructurada en tres secciones.

42 NHC: Evang Thom 38/23-24; Dial Salv 142 (78).

43 Cf. M. GUERRA, 100 preguntas-clave sobre …, pp.28-29, 65-89, 117 ss.

44 Cf. AA. VV. (eds. R. Jáuregui-C. García de Andoin), Tender puentes. PSOE y mundo cristiano, Desclée- Fundación Pablo Iglesias, Bilbao 2001(antología de artículos generalmente de socialistas españoles y de su Partido Socialista Obrero Español (= PSOE).

45 No han sido incluidos en el censo de las Obediencias masónica de España, publicado en la revista interna de la masonería “Hiram Abif” ya citada, aunque tienen los tres primeros grados (Aprendiz, Compañero, Maestro), requisito básico para poder ser y llamarse “masonería”. Y no lo han sido por ser “demasiado cristianos”, a juicio de los masones elaboradores del censo.. Pues, a la MRC y a la OMS solo pueden pertenecer los cristianos (no judíos, musulmanes, hindúes, etc.) y practican el Rito Escocés Rectificado de siete grados, poco difundido, centrado en “Xchesuah” = “Jesús”, no permiten ceremonias sacrílegas, leen y comentan la Biblia aunque le dan un sentido alegórico, estudian la proyección “mística “del arte románico y del gótico, etc. (cf. 2.2.5). Recuérdese que a la Obediencia masónica B´Nai B´Rith (= “Hijos d de la Alianza”) solo pueden pertenecer judíos, ahora unos 600.000.

46 Cf. nº. IV, 10-11 de la Declaración de la Conferencia Episcopal Alemana: “Erklärung der Deutschen Bischofkonferenz zur Frage der Mitgliedschaft von Katholiken in der Freimaurerei”, Amtsblatt des Erzbistums Köln, 1.VI.1980 (pp.102-111). Traducido al italiano: L´ Osservatore Romano, 2.VII. 1980 y al francés: Documentaton Catholique 18 (1981) 444-448. Cf. 2.2.5 y la nota anterior, la 45

47 Cf. M. GUERRA, 100 preguntas-clave sobre …, pp. 117-127.

48 El studio I Have weathered other Shorms, Western Hemisphere, Cultural Society, York (Penns.) 2002 del “TFP. Committee on American Issues” con carta de presentación de Mons. Robert F. Vasa, obispo de Baker (Oregon). Cf. M. GUERRA, Las sectas y su invasión del mundo hispano, Eunsa, Pamplona 2003, pp. 12-14.

49 El gnosticismo como revelación e iglesia legítima, aunque paralela a la jerárquica, en la Antigüedad parece ser expuesto por E. PAGELS, Los evangelios gnósticos, Crítica, Barcelona 2004.

50 Cf. M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las sectas, B.A.C., Madrid 20054, s. v. Espíritu Santo, Evangelios nuevos, Jesucristo (pp. 281-283, 293-296, 449-475 y los nombres de las sectas, de sus fundadores, etc., citados en este trabajo; A. OLIVIERI PENNESI, Il Cristo del New Age. Indagine critica, Librería Editrice Vaticana, Città del Vaticano 1999; J. VERNETTE, Jesús dans la nouvelle religiosité, Desclée de Brouwer, Paris 1987.

51 La vie inconnue de Jesús-Christ, Ollendorf, París 1894.

52 Algunos grupos gnósticos de la Antigüedad (IREN Haer 1,24,4 SC 264, 328; NHC Apocal Petr 81; TrtGSet 56) y del XX, también según las sectas ahmadismo (de origen islámico), Mazdaznan (zoroástrica). Según la secta japonesa Mahikari Jesús habría pasado los últimos años de su vida en Japón.

53 En su obra An Eastern View of Jesus Christ: Divine Discourses of Sathya Sai Baba, Sai Publications, London 1982.

54 En Metaphysical Meditations, Self Realization Fellowship Publishers, Los Angeles 1976.

55 Al menos en The Silent Explosion, Rajneesh Foundation International, 1973.

56 The Essene Gospel Of Peace, Book One London 1937. El éxito de ventas (más de 800.000 ejemplares hasta 1980 en 23 idiomas) le animó a “traducir” y publicar los otros dos: The Essene Gospel of Peace: Book Two y Book Three, ambos en la Academy Books, San Diego 1977. Su traducción española se halla en El Evangelio de los esenios, I, Sirio, Málaga 20039 (1ª, 1978), II (20015, 1ª 1981), III-IV (20015, 1ª 1992).

La relación de “Jesucristo con los esenios” fue sembrada por “grupos masónicos ingleses del s. XVIII”. Luego ha rebrotado sin cesar, de suerte que se ha convertido en un “ingrediente permanente de la tradición esotérica” (Cf. R. KRONENBORG, Quello che è nuovo nelle nouve rivelazioni: la tradizione cumulativa dell´ esoterismo en AA. VV. –CESNUR-, Le nuove rivilazioni, Elle di Ci, Leumann/Turín 1991, p. 204).

57 Algo similar hace Juan José Benítez con la cartas joaneas, cuyo estrilo imita, en su El Testamento de san Juan. El último y dramático testimonio de un apóstol que contribuyó a manipular el mensaje de Cristo, Planeta, Barcelona 1988 (3ª edición de 35.000 ejemplares en abril 1988, 1ª en febrero del mismo año). Se apoya en el imaginario descubrimiento de un documento, “la cuarta y postrera epístola” de san Juan. En ella este Evangelista confesaría “sus errores (en sus escritos canónicos) y los de aquellos que formaron el primigenio colegio apostólico). El fundador de la Iglesia no habría sido Jesucristo, sino Simón Pedro. San Pablo la habría reformado “de acuerdo con sus pensamientos”, etc. El autor reconoce haber bebido “en las sagradas fuentes de la Fundación Urantia” (p. 5), cf. 3.5.2.

58 Tomado de A. OLIVIERI PENNESI,, Il Cristo del New Age…, pp. 31-32.

59 En su libro Going Within, Bantan, New York 1989, pp. 179-180 (traducción española: Dentro de mí, Plaza/Janés, Barcelona 1990).

60 Cf. por ejemplo, Evangelio de Felipe, de Tomás, de María (Magdalena), etc. en A. PIÑERO, etc., Textos gnósticos. Biblioteca de Nag Hammadi II. Evangelios, hechos, cartas, Trotta, Madrid 20042, pp. 17 ss.

61 Cf., por ejemplo, Código Da Vinci de Dan Brown.

62 Cf. M. GUERRA, 100 preguntas clave sobre la”Neg Age”…, pp. 100-103

63 A Course of Miracles, I-III, Foundation for Inner Peace, Tiburon (California) 1976 (con 160.000 ejemplares vendidos hasta 1984); traducción española en 1999 en un solo tomo. Además del básico Curso de los miilagros (vol. I), consta del Manual del Maestro o del profesor (vol. II) y del Libro de los ejercicios o del Discípulo (vol. III).

64 Edicomunicación, Barcelona 1986. La edición en la lengua original: The Aquarian Gospel of Jesús Christ, L. N. Fowler, London 198526.

65 OAHSPE. A Kosmon Bible in the Words of Jehovih and His Angel Ambassadors, Oahspe Publishing Association, New York 1882.

66 El libro de Urantia (La cosmogonía de Urantia) (Urantia Fundación, Chicago 19962) 2.097 pp. (Original: The Urantia Book, Urantia Foundation, Chicago 1955). Se formó en el NMR llamado “Fundación (a veces Sociedad, Fraternidad) Urantia”, fundada en Chicago por el psiquiatra W. S. Sadler en 1923.

67 Cf. M. GARDNER, Urantia ¿Revelación divina o negocio editorial? Tikal, Barcelona 1995.

68 Describe la vida de Jesús de Nazaret desde antes de nacer en la Tierra hasta después de resucitar en el cuerpo sutil, energético, no en el material o anterior a su muerte. Lo presenta al modo del Demiurgo de los gnósticos. No es el Hijo Único y eterno del Padre, sino el hacedor de nuestro universo y similar a los 700.000 Hijos creadores que existen ahora en todo el universo habitado. Su nombre cósmico es “Micael” o “Miguel”, tomado de los Testigos de Jehová, según los cuales Miguel es el nombre de Jesús de Nazaret antes de su encarnación y después de su Ascensión. A partir de sus 28 años de edad, en compañía de un comerciante hindú, Jesús habría recorrido Egipto (Alejandría), Creta, Asia Menor, Grecia, Roma, Irak, India. Relata sus conversaciones privadas con los Apóstoles, sus contactos con seres extraterrestres, sus auténticos milagros, su muerte en la cruz que no habría sido expiatoria de los pecados de los hombres ni del inexistente pecado original, etc. Como el Revelador vive en la mente de cada uno, nadie necesita de “escrituras sagradas”, ni de una “iglesia”, ni de mediación alguna para relacionarse con el Padre celestial. “La religión verdadera (la del espíritu)” no está sostenida por la autoridad eclesiástica (como las religiones “institucionales, dogmáticas”), sino basada enteramente en la experiencia humana”, en la vivencia de “la búsqueda personal, subjetiva, de la verdad y de Dios”. El cristianismo sería obra no de Jesucristo, sino de los Apóstoles que transformaron “la religión de Jesús” en una forma nueva y modificada de religión “a propósito de Jesús” y, además, del sincretismo de elementos tomados del hebraísmo, zoroastrismo persa, de las religiones mistéricas, especialmente del mitraísmo, así como del punto de vista personal de Pablo de Tarso y de la filosofía helenística griega, mezcolanza sincrética operada durante los primeros siglos de la Iglesia. Los milagros de Jesucristo están más cerca de la ciencia-ficción que de la fe y teología cristianas. La cosmología del Libro de Urantia se aleja de la científica moderna menos que la de Oahspe. Se nota la mayor antigüedad ( unos 70 años) de Oahspe. La vida de Jesucristo del Libro de Urantia ha inspirado a diversos autores, por ejemplo los cinco volúmenes El caballo de Troya (1984-1996), así como las dos primeras partes de La rebelión de Lucifer(1985) de Juan José Benítez., verdaderos best-seller, traducidos a varios idiomas (cf. también 3.2.1 nota 53).

69 Cf. M. GUERRA, Diccionario enciclopédico de las …, s. v. Bailey (Alice), canalismo, énstasis, espiritismo, éxtasis, hipnotismo, locución, MacLaine (Shirley), médium, J. Z. Knight, mística, pitonisa, trance, Urantia, Wittek (Gabriele).

70 Sobre la intervención de Sadler en el Libro de Urantia cf. Martín Gardner, o. c. pp. 297-347 y sobre otros plagios, cf. pp. 349-387. Ellen G. White, la principal co-fundadora de los adventistas del Séptimo Día copiaba también sin citar cuado escribió sus numerosos escritos (80 libros, 200 tratados y folletos, 4.000 artículos), según ella, “inspirada por Dios y por sus ángeles” en éxtasis o trance.

71 La aparición de este True Gospel Revealed anew by Jesús (I-IV, Foundation Church of the New Birth, Washington 1958-1972. Circuló manuscrito hasta 1954, año en el que fue publicado en 4 volúmenes. Su aparición coincide con la del NMR Fundación de la Iglesia del Nuevo Nacimiento.

72 Vida Universal, Würzburg 1992, 1.086 pp. En las pp. 942-995 está el texto del Reglamento de la Comunidad.

73 Subida al Monte Carmelo, II, caps. X ss.; XXVIII ss.

74 Sta. Teresa de Jesús, Vida 25,18.

75 Cf. las más de 100 enumeradas en el “Índice 4” de mi Diccionario enciclopédico de las… y descritas en le texto por orden alfabético.

76 Centrum Pre-Studium Siekt (en inglés: Study Center for New Religiosity and Sects) (CNRS, con sede en Bratislava), dependiente del Consejo Ecuménico de las Iglesias y de la Conferencia Episcopal Católica en la República Eslovaca; Groupe de Travail Interdiocesain pour les sectes, vinclado a la Cvonfeencia Episcopal de Bélgica; Gruppo di Ricerca e di Informazione sulle Sette (G.R.I.S, sede en Bolonia) reconocido por la Conferencia Episcopal Italiana; Servicio para el Estudio y Asesoramiento sobre Sectas y Nuevos Movimientos Religiosos (SEAS, Montevideo, Uruguay); Schweizerische Katholische Arbeitsstelle “Neue Religiose Bewegungen” der SBK (KANRB)/ Centre Catholique Suisse de “Nouveau Mouvements Religieux” de la CEES (CCNMR), vinculado a la Conferencia Episcopal Católica de Suiza; VERITAS, nombre de la denominada antes “Fundación benéfica para el estudio y el seguimiento de las sectas y atención a los afectados”, dependiente del arzobispado de Valencia (España); los centros en la red de conventos de los PP. Dominicos en Polonia.                                

 

Autor: Manuel Guerra Gómez

Fuente: Catholic Biblical Federation